bel tinensa benifassa

 

Bel es uno de los siete pueblos de la Tinença de Benifassà, subcomarca natural situada al norte de la provincia de Castellón que, actualmente, está integrada en la comarca castellonense del "Baix Maestrat". Los otros pueblos que componen esta histórica comarca son la Pobla de Benifassà, el Ballestar, el Boixar, Coratxà, Fredes i Castell de Cabres. Desde hace más de cuarenta años Bel forma parte, administrativamente, del municipioi de Rossell, al que fue agregado el año 1971. Su topónimo está relacionado con la familia iberovasca y siginifica “negro”. Esta interpretación parece coincidir con el aspecto oscuro de la topografía de estos parajes. El gentilicio es belenc/enca.

  • Bel poble tinensa benifassa
  • bancals bel tinensa benifas

El pueblo de Bel se encuentra a unos 960 metros de altitud, en medio de este territorio montañoso del Parque natural de la Tinença de Benifassà, entre un conjunto de sierras dispuestas de poniente a levante, separadas por profundos barrancos. Llegar en coche a Bel supone recorrer desde Rossell nueve kilómetros de tortuosa y estrecha carretera con magníficas vistas panorámicas durante gran parte del trayecto. Esta vía, la CV-104, muere en el mismo pueblo de Bel, que no tiene comunicación directa con ninguno de los otros pueblos de la Tinença. También podemos acceder a Bel a pie, utilizando el antiguo camino que comunicaba Rossell y Bel, ahora recuperado por el Ayuntamiento de Rossell como Ruta 6 de les Senderes de Rossell.

Bel. La Tinença de Benifassà.El pueblo es de origen islámico y después de ser conquistado por Jaume I estuvo bajo el dominio del monasterio de Benifassà. Los habitantes del pueblo pagaban al abad dos tercios del diezmo de todas las cosechas y rebaños. En el añó 1705 Felipe V fortificó el pueblo.

En Bel encontramos el ejemplo de iglesia románica más interesante de la comarca. Esta construcción, como muchas otras de la Tinença de Benifassà, es de una gran sencillez. Se trata de una iglesia austera y funcional, representativa de las pocas que han sobrevivido a la etapa inicial de la ocupación cristina. Destaca su portada con una única archivolta de medio punto, una muestra excelente del románico en estas tierras. Completa el conjunto el viejo cementerio adosado a la iglesia, una configuración aún visible en buena parte de la Tinença y que fue habitual en buena parte de los pueblos de estas comarcas hasta finales del siglo XVIII.

  • Bel tinensa benifassa
  • pena bel tinensa benifassa

Portada iglesia románica de Bel. La Tinença de Benifassà.Tres caminos llegan a la placeta de misa: el de Rossell, el de Vallibona y el que va a la Pobla de Benifassà y al resto de pueblos de la Tinença. Desde aquí comienzan, paralelas, las dos calles que forman Bel: la calle Mayor, con casas adosadas a los dos lados y la calle del Sol, con más patios que casas.

El paisaje de la zona presenta grandes similitudes con el de la vecina comarca de "Els Ports". A pesar de ello, seguramente por razones de comunicación, Bel está adscrito administrativamente a la comarca del Bajo Maestrazgo. Bosques de pinos, encinas, robles y una gran variedad de formas arbustivas ofrecen un gran atractivo y lugares donde resulta fácil ver aves rapaces, cabras salvajes, buitres, etc..

Vista de la Pena de Bel. Punto destacado de la Tinença.Desde el pueblo se divisan montañas en todas direcciones, desde la vecina Moleta (1.002 m), hasta las máximas alturas de la Tinença de Benifassà en el horizonte septentrional, como el "tossal d’en Canader" (1.393 m) o el emblemático "tossal dels Tres Reis" (1.356 m), éste ya al límite con Cataluña y Aragón. La "Roca del Corb" (1.053 m) se divisa enfrente del pueblo, al otro lado del barranco del Rull. Es necesario caminar unos centenares de metros desde Bel, para divisar la aislada Pena de Bel (1.015 m), al sur del antiguo término y al límite con el de Vallibona, en las rocas que caen sobre el valle del río Cervol, un referente geográfico ineludible.

En los últimos años se ha desarrollado en Bel un proceso de transformación del pueblo en un lugar de segunda residencia, destino de los descendientes de Bel y al mismo tiempo tambíen de personas sin vínculos anteriores. Estos "belencs" desarrollan incliuso una actividad sociocultural en la que resulta decisiva la aportación de l’Associació d'amics de Bel. Actualmente, Bel dispone de oferta para comer y tomar alguna cosa en el Mesón de l’Ós, establecimiento situado en la calle Mayor.